sábado, 1 de marzo de 2014

TALLER LITERARIO 3: Crear un Buen Final



Un buen final es aquel que te sorprende, que crea una vuelta de tuerca cerca del final de la novela. Este giro abrupto de la trama debe estar planificado desde el principio e iremos dejando pequeñas pistas al lector hacia el final de la misma para que no parezca forzado o improvisado al final de la misma: el lector se sentiría engañado y su concepto del libro cambiaría por completo por haber tratado de crear un final sorprendente, pero metido a la fuerza como con calzador. 

Me pongo yo como ejemplo. En mi primera novela: Legado Infinito, el final es buenísimo, pero no lo fui planificando desde el principio, así que algunos lectores me dijeron que quedaba poco natural. Así que tuve que rehacer el trabajo, revisar el texto entero e ir introduciendo sutiles pistas de lo que podría ser el final; manteniendo el factor sorpresa, claro está.
 En mi tercera novela : Hechizo de Sangre, sabía desde el principio que el final sería algo diferente, algo que dejase al lector enganchado y con ganas de leer más, puesto que el libro era la primera parte de una trilogía. Esta vez todo fue más natural y muchos lectores me han elogiado acerca del final de la misma. Lo mismo me pasó con la última novela: Sparks, el poder del dragón. En esta novela apliqué la técnica de dos historias paralelas en diferentes épocas, todo se desvela en el último capítulo así que la tensión va en aumento hasta que el lector no puede aguantar más y no para de leer hasta el final. La experiencia me ha llevado a planificar estos cambios abruptos con mayor cuidado para no despistar al lector.

Para crear un buen final también podemos enfocarlo desde la Retrospección, es decir, empezamos a narra el final, pero sin desvelarlo todo. Después iremos describiendo todo lo que ha sucedido para llegar a ese punto de tensión máxima.
También podemos usar momentos pasados y futuros a la trama para ir aumentando la tensión hasta el final de la novela.
El Cliffhanger o al borde del abismo es una técnica muy usada en el pasado cuando las novelas se vendían por fascículos, consiste en dejar al protagonista al borde del abismo, el lector necesita saber qué le va a suceder. Esta técnica es muy util en sagas. 
Podemos usar un sueño o un personaje que creíamos muerto que aparece para resolver el conflicto y la trama.
Espero que estos consejos os sirvan para mejorar los finales.


2 comentarios:

Flashia dijo...

¡Hola! Pronto quiero empezar a escribir y la verdad es que estas cosas vienen de maravilla, sin duda me pasare por aquí cuando termine de decidirme.

¡Un abrazo y gracias!

Abanico de libros dijo...

Cuando quieras Flashia. Iremos publicando más consejos hasta completar nuestro Taller de Escritura.Cuando te decidas seguro que podemos ayudarte.
Un abrazo y besos.

Quizás te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...