lunes, 23 de diciembre de 2013

Reseña de Bajo la Hiedra




FICHA DEL LIBRO:
  • Nº de páginas: 422 págs.
  • Encuadernación: Tapa dura
  • Editoral: MINOTAURO
  • Lengua: Español.
  • ISBN: 9788445078150
  • Adquirido en: Centro comercial.
  • Precio: 5.95€.

SINOPSIS: 

 La novela está protagonizada por un joven llamado Gair, quien fue entrenado en el pasado como caballero en la ciudad santa de Dremen. Pero en cierto momento su vida dio un giro de ciento ochenta grados, convirtiéndose en un hereje a ojos religiosos, un ser al que hay que sacrificar para que su mal no se extienda por el mundo, pues Gair es un brujo y puede escuchar los cantos de la tierra. Es aquí donde entra en juego el factor mágico de la novela, y ciertamente el elemento que más importancia recibe a lo largo de la misma. El Canto, como se le llama, es un poder que reside en los que tienen capacidad de escucharlo, una suerte de red mágica a la que se accede y con la que se puede tener control sobre los elementos (crear lenguas de fuego, remolinos de agua, sanar...), ejercer transformaciones, e incluso ver el color del aura de las personas. El título de la novela en el original hace referencia directa a este apartado: Songs of the Earth ("Cantos de la Tierra").
 Con estos elementos, el Canto, el Velo, la organización secreta de los Guardianes del Velo, la escuela de magia, la Iglesia que trata a los brujos (usuarios del Canto, más bien) como herejes, Elspeth Cooper crea una fantasía bastante realista en el sentido de que hay muchas cosas prestadas de nuestro propio mundo, como son el ajedrez o una Iglesia que parece la predominante en la Europa de hace unos siglos.

Personajes:

Los personajes resultan demasiado neutros para mi gusto, les falta la chispa que sí encontramos en otras novelas del género, aunque es fácil conectar con ellos si tenemos presentes las limitaciones. Es de agradecer, sin embargo, que el personaje principal de la historia, Gair, no sea un joven imberbe que no ha vivido nada; Gair fue entrenado como caballero y ha sufrido torturas a manos de la Iglesia, marcándolo para siempre.
Historia/trama:

El mayor problema de la novela es que la trama no resulta en absoluto una lectura original. Lo que podemos encontrar en la misma ya lo hemos podido ver en otras tantas sagas de fantasía. 

Lenguaje y Descripciones:

El lenguaje es sencillo y fluido. Tiene algunas expresiones juveniles para conectar con el público joven que no vienen mal. Las descripciones me parecen perfectas, ni largas para aburrirte pero bien posicionadas para descansar de tanta emoción.

En cuanto al aspecto narrativo, la prosa resulta fácil de seguir, incluso engancha, a veces es evocadora, aunque no termina de arrancar en todo su potencial, en especial en los diálogos, algo sosos.

OPINIÓN PERSONAL:

  Al principio iba un poco lenta la historia, pero pasado ese pequeño bache, la acción desapareció después. Ese es su punto débil. Pasas más de 200 páginas estancado, y no avanzas, sin duda se ha querido continuar la historia con otro libro, pero bajo la hiedra  se podría resumir en 40 páginas. El libro se desinfla a medio camino, se queda en una novela de fantasía muy tópica, slavándose solo unas partes.  Realmente me ha costado terminarla, parecía perdido en un bucle y parase donde parase la historia parecía volver a lo mismo.


Lo recomiendo si os gusta el género fantástico medieval, y si os gustan las descripciones y los diálogos lentos.

Lo peor:

La costumbre de Minotauro desde hace unos años de no indicar si se trata de una novela independiente o una saga. tal vez de saber que era una saga no lo habría comprado.


1 comentario:

Laura Coll dijo...

tras leer tu reseña, me ha llamada la atención...hasta que he leído tu último comentario. ¿Una saga?Entonces, paso

Quizás te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...